Ir directamente al contenido

Del Cap de Ses Salines a la Colònia

Del Cap de Ses Salines a la Colònia: Foto 4
Del Cap de Ses Salines a la Colònia
  • Del Cap de Ses Salines a la Colònia: Foto 1
  • Del Cap de Ses Salines a la Colònia: Foto 2
  • Del Cap de Ses Salines a la Colònia: Foto 3
  • Del Cap de Ses Salines a la Colònia: Foto 4
  • Del Cap de Ses Salines a la Colònia: Foto 5
  • Del Cap de Ses Salines a la Colònia: Foto 6
  • Del Cap de Ses Salines a la Colònia: Foto 7
  • Del Cap de Ses Salines a la Colònia: Foto 8

Situadas en el extremo sur de Mallorca, y rodeadas por la Reserva Marina de Migjorn, se encuentran algunas de las playas vírgenes más espectaculares de Mallorca. Aunque la más famosa es Es Trenc, merecen especial atención las playas de Es Carbó y Es Caragol, menos concurridas por ser sólo accesibles a pie o a través del mar.

Para acceder a las playas de Es Carbó y Es Caragol, se puede utilizar el camino que bordea la costa y conecta la Colònia de Sant Jordi con el Cap de ses Salines. Como excursión, se recomienda llegar en coche o otro medio de trasporte hasta el Faro de Cap de Ses Salines y continuar a pie hasta la Colònia de Sant Jordi, lugar donde, si no se quiere hacer el camino de vuelta a pie, se puede tomar un taxi que nos devuelva al punto de partida para recoger nuestro vehículo.

Así, una vez situados frente al imponente Faro de Cap de Ses Salines, que actualmente acoge una estación de investigación costera del IMEDEA, se toma el camino estrecho que se encuentra a la derecha y se sigue en dirección noroeste hacia la Colònia de Sant Jordi, bordeando la costa. El recorrido total, desde el Cap de Ses Salines a la Colònia de Sant Jordi, tiene una longitud de unos 8 km y se realiza aproximadamente en dos horas más el tiempo dedicado al descanso.

A lo largo del recorrido, los puntos de más interés son las playas de Es Caragol, Cala en Tugores, Es Carbó, Es Dofí, Can Curt y Es Dols; y los islotes de En Curt, Na Pelada, Na Moltona y Na Guardis. Todo el circuito es muy agradable, alternando espacios de costa rocosa baja con terrenos arenosos y algunas zonas de pinar donde protegerse del sol. La vegetación propia de este hábitat, las aguas cristalinas del entorno y el panorama del Archipiélago de Cabrera en el horizonte configuran un paisaje inigualable.

 
Última actualitzación: 09/03/2017

© 1996-2017 BalearWeb / Mallorca - Publicidad - Contactar - Nota legal - Accesibilidad