Ir directamente al contenido

El Teix

El Teix: Foto 1
El Teix
  • El Teix: Foto 1
  • El Teix: Foto 2
  • El Teix: Foto 3
  • El Teix: Foto 4
  • El Teix: Foto 5
  • El Teix: Foto 6
  • El Teix: Foto 7
  • El Teix: Foto 8
  • El Teix: Foto 9
  • El Teix: Foto 10
  • El Teix: Foto 11
  • El Teix: Foto 12
  • El Teix: Foto 13
  • El Teix: Foto 14
  • El Teix: Foto 15
  • El Teix: Foto 16

El puig del Teix (1062 m) es una de las montañas más emblemáticas de Mallorca. La cumbre pertenece al municipio de Deià, aunque el macizó está repartido entre los municipios de Deià, Valldemossa, Sóller y Bunyola. El nombre de la montaña proviene de la conífera tejo europeo (Taxus baccata), teix en catalán, especie que era frecuente en el lugar, de la que aún quedan algunos ejemplares.

Como muchos otros accidentes geográficos de las islas, el Teix es considerado un lugar mágico. Si el Galatzó es la montaña embrujada y fantasmagórica, el Teix es la montaña encantada, con gran poder de atracción. Su magnetismo ha sido fuente de inspiración de numerosos artistas y escritores, como Robert Graves, que habitaba en las faldas del Teix, en ca n'Alluny, y sentía predilección por el pico.

La ascensión al Teix es una de les excursiones más típicas y espectaculares de Mallorca. Existen muchas rutas que conducen al macizo, pero aquí se describe el circuito que empieza y acaba en Valldemossa, subiendo por el llano del Pouet y bajando por la pista forestal del refugio de son Moragues.

La excursión se inicia subiendo por la escalera de piedra que flanquea el lado izquierdo de la antigua escuela pública de Valldemossa y que conduce al extremo noroeste de la urbanización del Archiduque. Al final de la escalera, girando hacia la derecha, después a la izquierda, nuevamente a la izquierda y finalmente a la derecha, se encuentra el camino de carro que asciende hacia el llano del Pouet, junto a la entrada de la finca de son Gual Petit.

El camino empedrado asciende de forma pronunciada hasta llegar a una barrera metálica que hay que atravesar mediante una escalera de madera. Cinco minutos después, desviándose unos pocos metros hacia la izquierda, se puede ver la fuente de l'Abeurada, en una zona donde también destacan antiguas eras circulares sobre las que se instalaba una carbonera o sitja y barracas de carbonero. Retomando el camino en subida fuerte y al cabo de unos 30 minutos se llega hasta la pared de piedra seca que delimita el llano del Pouet. En este punto hay que continuar por el camino de la derecha, dejando a la izquierda el camino que se dirige hacia el norte. Continuando la ascensión se atraviesa el paso de en Miquel y se llega hasta dos miradores sobre la comarca de Valldemossa, el mirador de la Regata de les Onze y el mirador de ses Basses, ambos situados a mano derecha, a pocos metros del camino. Prosiguiendo por el camino empedrado, unos quince minutos después del mirador de ses Bases, merece especial atención el aljibe de les Fontanelles cubierto con bóveda de cañón, situado a la izquierda del camino, a unos pocos metros de bajada. Siguiendo por el llano de els Aritges, se abandona el bosque de encinas y se enlaza con el camino del Archiduque, que bordea un acantilado ofreciendo unas vistas inauditas sobre toda la costa de Deià.

Al llegar al llamado Racó perdut, hay que dejar el camino del Archiduque y girar hacia la izquierda para iniciar la ascensión al pico del Teix. El cruce se encuentra señalizado con un gran hito de piedras. Pasando por el llano de la Serp y sin muchas dificultades, en media hora se llega a la cumbre, donde se encuentra un vértice geodésico. Las vistas de la sierra de Tramuntana, de la costa norte y de la bahía de Palma son espectaculares.

El descenso se realiza por la misma vertiente del pico y poco antes de volver al llano de la Serp, desviándose unos metros hacia la derecha, se puede visitar la fuente de la Serp. Volviendo atrás y continuando el descenso del pico, se retoma el camino del Archiduque que conduce hasta el refugio y la casa de nieve de Son Moragues. A partir de aquí el camino se transforma en pista forestal y baja vertiginosamente dibujando zigzags por el valle de es Cairats, pasando por el área de descanso de la fuente de els Polls, y por numerosas zonas de carbonero con ejemplos de las antiguas actividades forestales: eras, barracas de carbonero y hornos de cal.

Después de pasar sobre una barrera de madera, el descenso continua entre olivos y justo antes de llegar a la bifurcación del camino hacia las casas de la Coma, hay que girar a la derecha, atravesando un portal de hiero. Continuando en dirección oeste se llega hasta el punto de inicio de la excursión, en la urbanización del Archiduque.

 
Última actualitzación: 07/01/2007

© 1996-2017 BalearWeb / Mallorca - Publicidad - Contactar - Nota legal - Accesibilidad