Ir directamente al contenido

Santuario de Lluc

Santuario de Lluc: Foto 1
Santuario de Lluc
  • Santuario de Lluc: Foto 1
  • Santuario de Lluc: Foto 2
  • Santuario de Lluc: Foto 3
  • Santuario de Lluc: Foto 4
  • Santuario de Lluc: Foto 5
  • Santuario de Lluc: Foto 6
  • Santuario de Lluc: Foto 7
  • Santuario de Lluc: Foto 8
  • Santuario de Lluc: Foto 9
  • Santuario de Lluc: Foto 10
  • Santuario de Lluc: Foto 11
  • Santuario de Lluc: Foto 12

El Santuario de Lluc, centro espiritual de la isla de Mallorca, se encuentra en el término de Escorca, en el corazón de la Serra de Tramuntana, a unos 500 metros de altura sobre el nivel del mar. El valle que acoge el santuario está rodeado de montañas de más de 1000 metros como el Puig de Massanella o el Puig Tomir. Este monumental marco de montañas, su frondoso encinar y las lluvias abundantes y nevadas en invierno hacen del valle de Lluc un paraje natural extraordinariamente singular y atractivo. Desde la antigüedad, Lluc ha sido un espacio dedicado al culto religioso, siendo el principal exponente de este hecho el yacimiento prehistórico de la Cometa dels Morts (s. IV a.C), situado cerca del santuario. Los pobladores romanos consagraron el bosque de encinas al culto de una divinidad, denominando el lugar Lucus, palabra latina que significa bosque sagrado. Posteriormente, los musulmanes que dominaron la isla respetaron el nombre en la forma de Al-luc y en los primeros documentos escritos de la conquista catalana del siglo XIII el lugar es denominado Luc. Finalmente en siglos posteriores se adoptó la grafía actual de Lluc.

Los orígenes del actual santuario se encuentran en la capilla del siglo XIII dedicada a la Virgen, donde se veneraba una imagen que según la leyenda fue encontrada por un pastorcillo. Debido al gran número de peregrinos que subían a Lluc para venerar la imagen, en el siglo XIV se construyó una primera hospedería y en el siglo XV se creó un colegio de presbíteros que vivían en comunidad bajo la presidencia de un prior. En esta misma época, el santuario pasó a ser parroquia de Escorca, en sustitución de la iglesia de Sant Pere. Posteriormente, en el siglo XVI, se fundó la Escolania de Blauets y se construyeron la plaza dels Pelegrins y las celdas conocidas como els Porxets para poder acoger y dar alojamiento gratuito a los peregrinos. La actual basílica, de estilo renacentista, se edificó entre los siglos XVII y XVIII. La imagen de la Virgen de Lluc, patrona de Mallorca, preside el retablo del altar mayor, aunque mediante un sistema de rotación puede estar girada hacia la sala de la zona posterior donde la visitan los peregrinos. Desde finales del siglo XIX, la congregación de Misioneros de los Sagrados Corazones es la comunidad religiosa encargada de gestionar el santuario.

Uno de los hechos más remarcables de la historia del santuario fue la coronación pontificia de la Virgen, en 1884, con más de doce mil personas concentradas en la plaza dels Pelegrins. Para celebrar el 25 aniversario de este acontecimiento, entre los años 1909 y 1913 se construyó la vía monumental de los Misterios que arranca en la Plaza del Lledoner y asciende hasta la cima del Pujol de la Trobada, desde donde se dominan los valles de Lluc y de Albarca. Se trata de un recorrido con cinco monumentos de piedra de estilo modernista, que representan los misterios del Rosario, inspirados por el arquitecto Antoni Gaudí y diseñados por los también arquitectos Joan Rubió y Guillem Reinés. Repartidos entre los cinco monumentos se encuentran quince medallones de bronce realizados por el escultor Josep Llimona.

Durante los últimos cien años, el santuario se ha ido adaptando a los nuevos tiempos y se han edificado nuevas dependencias para ampliar la hospedería y los espacios dedicados a la comunidad y la escolanía. Por otro lado, se han acondicionado zonas para la acampada y para encender hogueras y se ha construido un espacio cubierto de más de 2.000 m2 para poder acoger las concentraciones de peregrinos. También se han abierto algunos restaurantes, una cafetería y diversas tiendas. En 1952 se inauguró el Museo de Lluc que cuenta actualmente con diversas salas dedicadas básicamente a la arqueología, las joyas tradicionales y los objetos de culto, la imaginería sacra, la cerámica, la colección de pinturas de Josep Coll Bardolet y la pinacoteca que aloja principalmente obras del siglo XIX y de principios del siglo XX. En los años 80 también se abrió al público el Jardín Botánico de Lluc que actualmente cuenta con 200 variedades de plantas, además de una área dedicada a las plantas aromáticas y medicinales y una muestra de árboles frutales.

Uno de los principales atractivos del santuario es su coro permanente formado por la Escolania de Lluc, conocida popularmente como los "Blauets" por el color azul de la sotana que visten durante las celebraciones. Actualmente, los niños y las niñas de la escolanía cantan la salve en público diariamente, mañana y tarde, frente a la imagen de la Virgen. También cantan en celebraciones especiales como durante la Semana Santa o la Noche del Gallo de Navidad, donde uno de los blauets interpreta el Canto de la Sibil·la. Este canto, que sólo se conserva en Alguer (Cerdeña) y en Mallorca, profetiza el fin del mundo y constituye una gran ceremonia.

Vídeo:

Vídeo del Santuario de Lluc

Audio:

Cant de la Sibil·la (11:14) en formato Real Audio. Versión interpretada por Pere Antoni Canyelles Pons de Els Blauets de Lluc. Forma parte del disco "Els Blavets" (Blau, 1993).

Cant de la Sibil·la, fragmento (3:26) en formato MP3. Versión que forma parte del disco de Els Blauets de Lluc "Nadal Blau" (Ona Digital, 2001).

Más información:

En la página web www.lluc.net se puede encontrar amplia información sobre el santuario, la hospedería, el entorno natural, Els Blauets y sobre la devoción del pueblo mallorquín hacia la Virgen de Lluc.

 
Última actualitzación: 21/05/2009

© 1996-2017 BalearWeb / Mallorca - Publicidad - Contactar - Nota legal - Accesibilidad