Ir directamente al contenido

Cartuja de Valldemossa

Cartuja de Valldemossa: Foto 1
Cartuja de Valldemossa
  • Cartuja de Valldemossa: Foto 1
  • Cartuja de Valldemossa: Foto 2
  • Cartuja de Valldemossa: Foto 3
  • Cartuja de Valldemossa: Foto 4
  • Cartuja de Valldemossa: Foto 5
  • Cartuja de Valldemossa: Foto 6
  • Cartuja de Valldemossa: Foto 7
  • Cartuja de Valldemossa: Foto 8

El conjunto monumental de la Cartuja de Valldemossa ha atraído a lo largo de la historia a personajes ilustres de todo el mundo –entre los que destacan Chopin y su compañera George Sand– siendo uno de los principales atractivos del municipio y una de las visitas preferidas de los turistas que llegan a la isla.

El origen del conjunto se remonta a la época del rey Jaime II de Mallorca, que escogió este excepcional lugar de la Serra de Tramuntana, situado a más de 400 metros de altura, para edificar un palacio para su hijo Sancho, conocido como el Palacio del rey Sancho. En 1399 el rey Martín el Humano cedió todas las posesiones reales de Valldemossa a los monjes cartujanos. Éstos fundaron la Cartuja y la habitaron hasta 1835, cuando pasó a manos privadas por la desamortización, quedando el conjunto dividido entre nueve propietarios, a excepción de la iglesia.

La visita al conjunto se inicia por la iglesia, edificio de estilo neoclásico decorado por grandes artistas y artesanos de la época, que se empezó a construir en 1751 sobre la iglesia primitiva erigida en 1446. Saliendo de la iglesia se accede al Claustro –una de las partes más antiguas de las edificaciones actuales– y, desde aquí, a la antigua farmacia de los cartujanos. A continuación se visita el jardín y las habitaciones de la Celda Prioral –capilla, biblioteca, sala de audiencias, dormitorio...– donde se conserva el legado histórico y artístico de los cartujanos, mostrando cómo vivían los monjes. En las celdas 2 y 4 se encuentran los documentos y recuerdos de la estancia de Chopin y George Sand en Valldemossa, entre 1838 y 1839.

La visita continúa en el Museo Municipal, que acoge una sección dedicada a la antigua Imprenta Guasp, la sala del Archiduque Luis Salvador, la pinacoteca "La Serra de Tramuntana" y una colección de arte contemporáneo.

Atravesando la plaza de la Cartuja y pasando frente al estudio del pintor Coll Bardolet se encuentra el Palacio del rey Sancho, una lujosa mansión que conserva elementos de la antigua Cartuja, como la escalera de acceso, el claustro y la torre de defensa. El edificio también ha sido habitado por ilustres personajes, entre ellos, Jovellanos, confinado en Valldemossa por cuestiones políticas, Rubén Darío, Unamuno, Azorín y Santiago Rusiñol. Actualmente el salón de música del Palacio acoge actuaciones folclóricas a cargo de el "El Parado de Valldemossa" y conciertos de piano interpretados por destacados pianistas.

Un sugestivo paseo por los caminos concéntricos del jardín de la Cartuja, rodeados de cipreses y otros árboles, es el final perfecto para la visita.

Entre las actividades culturales que tienen lugar en la Cartuja, cabe destacar el Festival Chopin, que se celebra desde hace más de veinte años.

 
Última actualitzación: 13/07/2004

© 1996-2017 BalearWeb / Mallorca - Publicidad - Contactar - Nota legal - Accesibilidad