Ir directamente al contenido

Monasterio de Miramar

Monasterio de Miramar: Foto 1
Monasterio de Miramar
  • Monasterio de Miramar: Foto 1
  • Monasterio de Miramar: Foto 2
  • Monasterio de Miramar: Foto 3
  • Monasterio de Miramar: Foto 4
  • Monasterio de Miramar: Foto 5
  • Monasterio de Miramar: Foto 6
  • Monasterio de Miramar: Foto 7
  • Monasterio de Miramar: Foto 8

El Monasterio de Miramar, ubicado en la posesión del mismo nombre, en el término municipal de Valldemossa, fue fundado en 1276 por Jaume II, a petición de Ramon Llull, para acoger un colegio de misioneros dedicado a la enseñanza del árabe y otras lenguas orientales, con el objetivo de preparar a frailes para convertir infieles al cristianismo.

El Beato Ramon Llull, que en 1273 ya se había retirado una temporada en Randa para hacer vida contemplativa, pasó casi tres años en Miramar, donde se dedicó a enseñar a 12 frailes y a escribir algunas de sus obras. El Archiduque Luis Salvador de Austria (1847-1915) compró en 1872, después de enamorarse de los paisajes de la costa norte de Mallorca, la antigua posesión. Según escribe el propio Archiduque en Die Balearen: "sin duda, ningún otro lugar de la tierra puede llevar con más propiedad el nombre de Miramar". En aquella época los límites de la finca llegaban hasta la cumbre del Teix y siguiendo la costa hacia el Este hasta Son Marroig, en el término municipal de Deià, posesión que unos años más tarde el Archiduque también compró. La finca también incluía a Poniente las tierras y viñas de s'Estaca, donde el Archiduque construyó en 1878 una singular casa de estilo siciliano y potenció el cultivo de la viña.

A la muerte del Archiduque, la propiedad de Miramar, igual que la de Son Marroig, pasó a su secretario, el mallorquín Antoni Vives, excepto las tierras de s'Estaca, que pasaron a ser propiedad de su amante oficial, la majorala Catalina Homar, y desde los años 90 son propiedad del actor Michael Douglas y de su ex mujer, Diandra. En la actualidad Miramar sigue en manos de la familia Vives y acoge un museo donde se encuentran algunos objetos, documentos y obras de arte relacionadas con los mundos que vivieron Llull y el Archiduque.

El camino que conduce a Miramar se encuentra en la carretera que une Valldemossa y Deià. La visita a la posesión empieza por la sala de mapas del Archiduque y la antigua "tàfona" (molino de aceite), situadas en el pequeño edificio que se encuentra en la entrada. A continuación se visita el jardín y el claustro, que el Archiduque hizo construir a partir de unos arcos góticos del siglo XIII provenientes del antiguo convento de Santa Margalida de Palma. Desde aquí se accede a la casa, pasando por las columnas auténticas del antiguo claustro que hizo edificar Ramon Llull en el siglo XIII y que fueron encontradas por el Archiduque en diferentes puntos de la finca.

En el interior de la casa, se exhibe la escultura realizada por Tantardini en memoria de Vratislav Vyborny, primer secretario de Luis Salvador; y una reproducción parcial del interior del Nixe II con partes auténticas del barco del Archiduque. También se visita la sala de actos Ramon Llull, donde se encuentran diversas obras gráficas relacionadas con el lulismo, como una reproducción de las 12 miniaturas del Breviculum; y una pequeña biblioteca, situada en el antiguo establo, que recoge libros y objetos relacionados con la vida y obra del Beato.

Saliendo de la casa, se accede al jardín que enlaza con el mirador, desde donde se observan unas espectaculares vistas sobre el mar. El paseo continúa en el jardín de la "Torre del Moro", un espacio muy singular en el que se encuentran figuras geométricas de Ramon Llull dibujadas en los parterres y un estanque de estilo italiano construido en época del Archiduque. De regreso, por el mismo camino, se llega hasta el jardín de los cipreses, que aún conserva restos en forma de cruz bizantina de la base de la antigua iglesia, y desde este punto a la capilla actual, diseñada por Frederic Wachskmann y edificada en tiempos del Archiduque.

Miramar, junto con Son Marroig y la Cartoixa de Valldemossa, es uno de los lugares culturales más interesantes de esta zona de la Serra de Tramuntana. Se puede visitar de martes a domingo y la entrada cuesta 3 euros para los adultos y es gratuita para los niños.

 
Última actualitzación: 13/07/2004

© 1996-2017 BalearWeb / Mallorca - Publicidad - Contactar - Nota legal - Accesibilidad