Ir directamente al contenido

Puig de Massanella

Puig de Massanella: Foto 8
Puig de Massanella
  • Puig de Massanella: Foto 1
  • Puig de Massanella: Foto 2
  • Puig de Massanella: Foto 3
  • Puig de Massanella: Foto 4
  • Puig de Massanella: Foto 5
  • Puig de Massanella: Foto 6
  • Puig de Massanella: Foto 7
  • Puig de Massanella: Foto 8
  • Puig de Massanella: Foto 9
  • Puig de Massanella: Foto 10
  • Puig de Massanella: Foto 11
  • Puig de Massanella: Foto 12
  • Puig de Massanella: Foto 13
  • Puig de Massanella: Foto 14
  • Puig de Massanella: Foto 15
  • Puig de Massanella: Foto 16
  • Puig de Massanella: Foto 17
  • Puig de Massanella: Foto 18
  • Puig de Massanella: Foto 19
  • Puig de Massanella: Foto 20

El Puig de Massanella, con 1.364 metros de altura, es la segunda cima más alta de Mallorca, después del Puig Major. Situado en una de las áreas más espectaculares y salvajes de la Serra de Tramuntana, forma parte del municipio de Escorca. Hábitat exclusivo de plantas como la Helichrysum italicum sub sp. microphyllum y refugio de aves de extraordinaria belleza como el emblemático buitre negro (Aegypius monachus), el macizo es también una de las zonas de Mallorca más frecuentadas por los excursionistas.

Se encuentra cerca del Santuario de Lluc y la ascensión por Comafreda es una de las rutas de alta montaña más populares de la Isla. La excursión no presenta grandes dificultades, aunque implica un recorrido de unos 11 kilómetros y un desnivel de casi 800 metros. La primera parte de la excursión atraviesa un frondoso bosque de encinas donde se encuentran "sitges" y barracas de carbonero, elementos constructivos de un importante valor etnológico, relacionados con las antiguas activitats forestales de la Serra de Tramuntana. La parte alta, en cambio, está prácticamente despoblada de vegetación y transcurre por caminos que se utilizaban antiguamente para recolectar la nieve, actividad de una larga tradición en la zona, que perduró hasta principios del siglo XX. Son testimonio de ello las 11 casas de nieve situadas en diferentes puntos del macizo.

La excursión se puede iniciar en el Santuario de Lluc o en el Coll de la Batalla, aparcando el coche junto a la gasolinera. Unos pocos metros después de la gasolinera en dirección a Inca se toma una pista a mano derecha y se sigue durante 5 minutos, pasando junto a la fuente de es Guix, hasta llegar a un cruce de tres pistas. Tomando la pista de la derecha, al cabo de unos 10 minutos, se llega a la barrera de Comafreda. Aquí era habitual encontrar un guarda al que se tenía que abonar 4 euros (2 euros los residentes) para poder atravesar la finca. Actualmente el acceso solo está permitido si, previamente, se ha obtenido una autorización de la Propiedad.

Aunque la la ruta se encuentra señalizada con hitos y marcas de pintura, si no se conoce el camino, es recomendable llevar algún mapa de ayuda. Primero se planea junto a las casas de Comafreda y después se continúa por una pista a mano izquierda que conduce hasta el Coll de sa Línia. En este punto, tal como indican unos pilones de piedra, hay que abandonar la pista, que conduce hasta Mancor, y continuar la ascensión por el sendero de la derecha. Subiendo entre encinas centenarias y sin perder de vista los hitos, se llega al siguiente pilón, que señaliza dos direcciones: por la izquierda se llega al Massanella pasando por la Font de s'Avenc, y por la derecha se llega por el Pla de sa Neu. Se recomienda subir por la Font de s'Avenc y reservar el otro camino para la vuelta. Así, siguiendo con atención los hitos, se continua por la izquierda hasta llegar a la Font de s'Avenc que, tal como indica su nombre, se encuentra en una cavidad subterránea, con unas escaleras de acceso. Continuando por un roquedal se llega al último pilón y, unos 15 minutos después, a la cumbre donde se encuentra un vértice geodésico y un sorprendente pozo de 20 metros de profundidad. Las vistas sobre prácticamente toda la isla de Mallorca son espectaculares, especialmente hacia el Puig Major y el embalse de Cúber, y hacia la bahía de Alcúdia y el llano de Sa Pobla-Muro. En días claros se puede llegar a ver incluso el perfil de Menorca.

En total son unas 3 horas de subida, más el tiempo dedicado a descansar. La bajada, aproximadamente 2 horas más, se realiza por el mismo camino de subida, con la única diferencia que el tramo que pasa por la Font de s'Avenc se sustituye por el tramo que pasa por el Pla de sa Neu, que se encuentra bajando de la cumbre a mano izquierda.

Existen más rutas para ascender o descender del Massanella, entre otras, la que conecta con Mancor (por el Coll de sa Línia), con el Puig den Galileu (por el Coll des Prat y el Coll des Telègraf) o con el embalse de Cúber (por el Coll dels Coloms y el Comellar des Prat).

 
Última actualitzación: 09/03/2017

© 1996-2017 BalearWeb / Mallorca - Publicidad - Contactar - Nota legal - Accesibilidad