Ir directamente al contenido

Puig de Galatzó

Puig de Galatzó: Foto 3
Puig de Galatzó
  • Puig de Galatzó: Foto 1
  • Puig de Galatzó: Foto 2
  • Puig de Galatzó: Foto 3
  • Puig de Galatzó: Foto 4
  • Puig de Galatzó: Foto 5
  • Puig de Galatzó: Foto 6
  • Puig de Galatzó: Foto 7
  • Puig de Galatzó: Foto 8
  • Puig de Galatzó: Foto 9
  • Puig de Galatzó: Foto 10
  • Puig de Galatzó: Foto 11
  • Puig de Galatzó: Foto 12

El Puig de Galatzó, con 1.027 metros de altura, es una de las montańas más singulares y emblemáticas de la isla de Mallorca. Se encuentra en la zona de poniente, entre los municipios de Estellencs, Puigpunyent y Calviŕ. En su cima, frecuentemente cubierta por nubes en forma de sombrero, sólo hay un vértice geodésico, hito que separa las fincas que conforman la montańa: Son Fortuny (Estellencs), Son Nét (Puigpunyent) y Galatzó (Calviŕ).

Por su forma imponente, por las singulares condiciones meteorológicas que le rodean, por la presencia de cuevas prehistóricas de culto sagrado y por haber sido testimonio de algunos episodios históricos violentos, el Puig de Galatzó cuenta con un gran repertorio de leyendas, mitos y anécdotas que le otorgan un aire mágico, magnético y fantasmagórico. Se cuenta que los seńores de Galatzó, de Son Fortuny y de Son Nét se reunían en la cima sentados entorno a una mesa de piedra, sin salir de sus respectivas propiedades. Es muy popular también la leyenda del Comte Mal, personaje condenado por su crueldad a cabalgar eternamente todas las noches del ańo sobre un caballo negro envuelto en llamas.

Pese a su aspecto inaccesible, hay muchos caminos para llegar al Puig de Galatzó. La ruta más habitual es la que parte de la carretera Andratx-Estellencs C-710, aproximadamente en el quilómetro 97, cerca del Mirador des Grau. Un camino ancho une este punto de partida con la zona recreativa de Son Fortuny también conocida como Ses Serveres, donde se encuentran mesas con bancos y una barraca de carbonero reconstruida. Justo destrás de la barraca empieza la ascensión hasta el Coll de sa Moleta Rasa, a través del Pas des Cossí, entre las imponentes montańas de Es Pinotells y el Penyal des Morro. En este punto el camino se divide en dos direcciones y, tal como marca el indicador existente, la bifurcación de la derecha conduce a sa Mola de s'Esclop y la de la izquierda, la que debemos seguir, nos lleva hasta el Puig de Galatzó. Continuando la ascensión se llega al Coll des Morro para después iniciar un ligero descenso con vistas sobre Estellencs y hacia la pirámide del Puig de Galatzó. A continuación, subiendo hacia el nordeste, se llega hasta el Pas de na Sabatera, punto donde confluye el camino alternativo que procede de las casas de Son Fortuny y del pueblo de Estellencs. Dejando el camino a la izquierda y continuando entre rocas la ascensión en dirección al Puig, se llega hasta los restos de un antiguo refugio de vigilancia forestal situado en el cruce del camino del Coll des Carniceret, que enlaza con Puigpunyent y Galilea. La última parte de la ascensión al Puig incluye algunos tramos de roca pelada que si bien no presentan grandes dificultades sí exigen la máxima atención y la ayuda de las manos.

La ruta descrita destaca por su vegetación, que incluye entre otras especies: encinas, enebro, estepa joana, romero, socarrell y exuberantes extensiones de Carrizo. También destacan las vistas que ofrece hacia la costa norte y los restos de antiguas construcciones relacionadas con la producción de carbón que se encuentran a lo largo del camino.

Existen tres rutas alternativas, todas con elementos etnológicos y un gran valor paisajístico. Desde el pueblo de Estellencs, concretamente desde el lugar donde se encuentran los lavaderos públicos, arranca la ruta que pasa por las casas de Son Fortuny y por la Font de Dalt, hasta llegar al Pas de na Sabatera, donde el camino confluye con la ruta que procede de la zona recreativa de Son Fortuny. Otra ruta se inicia en Puigpunyent o en Galilea, pasando por la urbanización de Son Nét, la Font des Pi, el Coll des Carniceret, hasta llegar a los restos del refugio de vigilancia forestal, justo antes del tramo final de ascensión al Puig de Galatzó. Finalmente, existe otra ruta que sale de Es Capdellŕ, pasa por las casas de Galatzó y por el Camí de les Planes, ascendiendo hasta la cumbre directamente por su vertiente sur.

Las vistas que ofrece la cumbre son impresionantes. Al norte se divisa el pueblo de Estellencs y el mar. Al nordeste, la Mola de Planícia y gran parte de la Serra de Tramuntana, incluido el Puig Major. Al este, los pueblos del Pla de Mallorca y en días claros incluso la Serra de Llevant. Al sureste, los términos municipales de Puigpunyent y Palma, con el macizo de Randa como fondo, el Cabo Blanco en el horizonte y en días claros incluso el archipiélago de Cabrera. Al sur, el término y la costa de Calviŕ, con claras referencias como el pueblo de Es Capdellŕ y las islas Malgrat. Al suroeste, la Mola del Port d'Andratx y en días claros hasta Eivissa. Y al oeste, la Mola de s'Esclop. No es extrańo que el Puig de Galatzó se considere como uno de los mejores miradores naturales de la Isla y que la ascensión a la cumbre sea una de las excursiones más populares de las que se realizan en Mallorca.

 
Última actualitzación: 13/03/2006

© 1996-2017 BalearWeb / Mallorca - Publicidad - Contactar - Nota legal - Accesibilidad